Why you can't compare Covid-19 vaccines

9.69M views982 WordsGrade 10 Readability4.8/5 RatingDownload TxT File
Vox

What a vaccine's "efficacy rate" actually means. Sign up for our newsletter: http://www.vox.com/video-newsletter In the US, the first two available Covid-19 vaccines were the ones from Pfizer/BioNTech and Moderna. Both vaccines have very high "efficacy rates," of around 95%. But the third vaccine introduced in the US, from Johnson & Johnson, has a considerably lower efficacy rate: just 66%. Look at those numbers next to each other, and it's natural to conclude that one of them is considerably worse. Why settle for 66% when you can have 95%? But that isn't the right way to understand a vaccine's efficacy rate, or even to understand what a vaccine does. And public health experts say that if you really want to know which vaccine is the best one, efficacy isn't actually the most important number at all. Further reading from Vox: Why comparing Covid-19 vaccine efficacy numbers can be misleading: https://www.vox.com/22311625/covid-19-vaccine-efficacy-johnson-moderna-pfizer The vaccine metric that matters more than efficacy: https://www.vox.com/22273502/covid-vaccines-pfizer-moderna-johnson-astrazeneca-efficacy-deaths The limits of what vaccine efficacy numbers can tell us: https://www.vox.com/21575420/oxford-moderna-pfizer-covid-19-vaccine-trial-biontech-astrazeneca-results Vox.com is a news website that helps you cut through the noise and understand what's really driving the events in the headlines. Check out http://www.vox.com. Watch our full video catalog: http://goo.gl/IZONyE Follow Vox on Facebook: http://goo.gl/U2g06o Or Twitter: http://goo.gl/XFrZ5H

... Show More

Video Transcript:

Esta es la nueva vacuna de Johnson & Johnson. A principios de marzo, más de 6000 dosis debían enviarse a la ciudad de Detroit, Michigan. Pero el alcalde dijo que no, gracias. “Moderna y Pfizer son las mejores. Y voy a hacer todo lo que pueda para asegurarme de que los residentes de Detroit reciban lo mejor”. Se refería a estos números: las "tasas de eficacia" de las vacunas. Las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna tienen tasas altas de eficacia: 95 y 94 por ciento. ¿Y Johnson & Johnson? Solo el 66 %. Y si solo se miran estos números, es natural pensar que esta vacuna es peor. Pero esa suposición es incorrecta. Estas cifras ni siquiera miden lo más importante: qué tan eficaces son estas vacunas. Para entender lo que son, primero hay que entender qué se supone que deben hacer. La tasa de eficacia de una vacuna se calcula en ensayos clínicos grandes, cuando se prueba la vacuna en decenas de miles de personas. Esas personas se dividen en dos grupos: la mitad recibe la vacuna, y la otra mitad recibe placebo. Luego, siguen viviendo normalmente, mientras que los científicos monitorean si contraen Covid-19 o no durante varios meses. En el ensayo Pfizer/BioNTech, por ejemplo, hubo 43 000 participantes. Al final, 170 persona se infectaron con Covid-19. Y la forma en que se los coloca en estos grupos determina la eficacia de la vacuna. Si los 170 se dividieran significaría que es igual de probable enfermarse con o sin la vacuna. Así, tendría una eficacia del 0 %. Si los 170 estaban en el grupo placebo, y ninguna personas vacunada se enfermaba, La vacuna tendría una eficacia del 100 %. Con este ensayo en particular, había 162 en el grupo de placebo, y solo ocho en el grupo de la vacuna. Significa que era un 95 % menos probable para los vacunados contraer Covid-19. La vacuna tuvo una eficacia del 95 %. Ahora, esto no significa que si se vacunan 100, 5 se enfermarán. Sino que ese número del 95 % se aplica a la persona. Cada persona vacunada es 95 % menos probable que alguien sin vacuna de enfermarse, cada vez que se expone a la Covid-19. Y la tasa de eficacia de cada vacuna se calcula de la misma manera. Pero los ensayos podrían realizarse en circunstancias muy diferentes. "Entonces, una de las consideraciones más importantes aquí, cuando observamos estos números, es el momento en el que se realizaron estos ensayos clínicos”. Este es el número de casos diarios de COVID-19 en EE. UU. desde que comenzó la pandemia. El ensayo Moderna se realizó en EE. UU., aquí, en el verano. El ensayo de Pfizer/BioNTech fue en EE. UU. principalmente y al mismo tiempo. Johnson & Johnson, sin embargo, hizo su ensayo en los EE. UU. cuando había más oportunidades para los participantes a exponerse a infecciones. Y la mayor parte se llevó a cabo en otros países, principalmente en Sudáfrica y Brasil. Y en estos otros países, las tasas de casos no solo eran altas sino que el virus en sí era diferente. Los ensayos se realizaron mientras que las variantes de la COVID-19 emergieron y fueron dominantes en estos países; variantes con más probabilidad de que los participantes se enfermen. En Sudáfrica, la mayoría de los casos en el ensayo de Johnson & Johnson fueron de esa variante, no de la cepa original que estaba en EE. UU. durante el verano. Y a pesar de eso, redujo las infecciones significativamente. "Si se trata de hacer comparaciones Directas entre vacunas, se necesita estudiarlas en el mismo ensayo, con los mismos criterios de inclusión, en las mismas partes del mundo, al mismo tiempo”. "Si consideramos las vacunas de Pfizer y Moderna, y se rehace su ensayo clínico al mismo tiempo que vimos el de J&J, sus números de eficacia podrían ser muy diferentes". Estos números de eficacia realmente dicen lo que sucedió en el ensayo de cada vacuna, no exactamente lo que sucederá en el mundo real. Pero muchos expertos argumentan que ni siquiera Es el mejor número para juzgar una vacuna de todos modos. Porque impedir la infección no es siempre el objetivo de la vacuna. "El objetivo de un programa de vacunación COVID-19 no es necesariamente llegar a 'COVID cero', sino dominar este virus, desafiarlo, eliminar su capacidad de causar enfermedad grave, hospitalización y muerte”. Es útil observar los diferentes resultados de exposición a COVID-19 como esta: El mejor escenario es: no se enferma en absoluto. El peor caso es la muerte. En el medio, está la hospitalización, síntomas graves a moderados, o no tener ningún síntoma. En la mejor circunstancia, las vacunas brindan protección hasta aquí. Pero, en realidad, ese no es el objetivo de las vacunas contra la COVID-19. El propósito real es darle al cuerpo suficiente protección para cubrir estas posibilidades, de modo que si contrae la infección, se sienta más como un resfrío que algo por lo que se internaría. Y eso es lo que todas las vacunas contra la COVID-19 hacen bien. En todos estos ensayos, mientras que algunas personas en los grupos placebo se internaron, e incluso murieron por COVID-19, ningún vacunado por completo, en ninguno de estos ensayos, fue internado ni murió por COVID-19. "Una cosa desearía que ese alcalde hubiera entendido, es que las tres vacunas tienen esencialmente 100 % de efectividad en proteger de la muerte”. El alcalde de Detroit se retractó y dijo que comenzaría a utilizar la dosis de Johnson & Johnson, porque sigue siendo "altamente eficaz contra lo que más nos importa”. La eficacia importa. Pero no es lo que más importa. La pregunta no es qué vacuna lo protegerá de la infección por Covid, sino cuál nos mantendrá vivos o fuera del hospital. ¿Cuál ayudará a poner fin a la pandemia? Y eso es cualquiera de ellas. "La mejor vacuna para usted es la que se le ofrece ahora”. "Con cada vacuna aplicada, nos acercamos al fin de esta pandemia”.

Like it? Make YTScribe even better by leaving a review